San_bENITO_x4x.JPG

Histórica Romería de San Benito, marcada por la alta participación de romeros y el arreglo del Camino

01/09/2017

San_bENITO_x2x.JPG {San bENITO (2)} San_bENITO_x9x.jpg {San bENITO (9)} El arreglo del camino y el descenso de las temperaturas han hecho que en este 2017 la Romería de San Benito quede marcada en el recuerdo por la gran asistencia de peregrinos y devotos. De este modo, Castilblanco vivía el pasado fin de semana la Romería en honor a su Patrón.

Un acontecimiento en el que la religiosidad y el ambiente festivo se unen, junto a ese legado que abuelas y madres se encargan de inculcar a las generaciones venideras y San_bENITO_x5x.JPG {San bENITO (5)} que si por algo se caracterizan es por ese amor incondicional al Alcalde Perpetuo.

Emociones que se han podido palpar en cada acto vivido a lo largo de todo el fin de semana y que llegaron a su máximo esplendor en la tarde del domingo con la salida procesional de San Benito.

Acariciando la peana del paso, desde las 16:00h, las mujeres se iban concentrando junto a la imagen del Santo para ser las primeras en portarlo sobre sus hombros.

San_bENITO_x1x.jpg {San bENITO (1)} San_bENITO_x8x.jpg {San bENITO (8)} Cuatro horas de espera, hasta que el Hermano Mayor dio la orden de que había llegado el momento.

Al otro lado de la Ermita, el sonido de los tamborileros indicaba que San Benito iniciaba su salida procesional.

Centenares de personas se ponían en pie para recibirlo.

Y así, durante más de tres horas. Tres horas en las que San Benito fue llevado en andas.

San_bENITO_x6x.JPG {San bENITO (6)} Un paseo corto, pero del que Castilblanco, Brenes, Tocina y Cantillana, pueblos a los que en este 2017 también se han unido La Algaba, Burguillos y Lebrija, junto al resto de devotos venidos de todos los puntos de la provincia, disfrutaron a lo grande, finalizando con la puja de bancos y entrada del Santo a su Ermita, al ritmo de la música de la Asociación Ntra. Sra. de Gracia.  

Con este ambiente, Castilblanco inauguraba su Lunes de San Benito.

Un día destinado a la fiesta que comenzó con el recibimiento a la Hermandad en el Pilar Nuevo y ese paseo de caballistas en el que no faltó la música, el buen ambiente y la convivencia vecinal que se mantuvo durante toda la jornada en las calles y carpa instalada en la Plaza Luis Braille.

Una Romería sin incidentes y que cada año consigue traer a más personas, convirtiéndose en todo un referente a nivel provincial.

Una Romería sin incidentes y que cada año consigue traer a más personas, convirtiéndose en todo un referente a nivel provincial